Inicio
Portada » Colegiados  »  Noticias colegio  »  Noticias médicas
Login Colegiados
Noticias médicas
 
 
IMG
Ojos bien abiertos ante la diabetes

Fecha:  29/08/2011
En la provincia de Valladolid hay 40.000 diabéticos y el 20% de ellos padecen o están en riesgo de enfermedad ocular grave

Fuente: www.nortedecastilla.es
Van a 'leer' en los ojos de 3.000 a 4.000 pacientes con diabetes de 18 países sin necesidad de que estos tengan que viajar hasta Valladolid para someterse a revisión. El Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) es el único de su especialidad que está en el proyecto europeo 'ePredice', que echará a andar el próximo diciembre de la mano de un equipo de endocrinos y del instituto universitario vallisoletano con el objetivo de prevenir las complicaciones que se producen en individuos con hiperglucemia (cantidad excesiva de glucosa en la sangre).
El nivel de hiperglucemia está asociado a un aumento significativo de la prevalencia de retinopatías. Y entre los diabéticos, los casos de enfermedades graves de los ojos que derivan en ceguera son muchos. Prevenirlos es la meta de este estudio multinacional, pero esta experiencia, que se desarrollará durante cinco años, también permitirá demostrar que la telemedicina y, en concreto, la teleoftalmología en atención primaria, es la alternativa más sólida para descargar las consultas en los hospitales y ahorrar tiempo y millones de euros en recursos sanitarios.
Sobre todo, a la hora de abordar una enfermedad incurable que, de forma bastante más sigilosa que el cáncer o el alzhéimer, se está convirtiendo en la auténtica pandemia del siglo XXI.
El primer dato que lo corrobora y que pone sobre la mesa el doctor José Carlos Pastor Jimeno, catedrático de Oftalmología y director del IOBA, resulta apabullante: en el año 2025 habrá más de 400 millones de diabéticos en todo el mundo. Por la alta prevalencia de la enfermedad, que afecta al 8 o 12% de la población, la Unión Europea ha dado prioridad a este estudio, pues la ceguera por retinopatía diabética es una de las complicaciones más frecuentes.
Solo en la provincia de Valladolid hay diagnosticados en torno 40.000 diabéticos, y el 20% de ellos, es decir, unos 8.000 casos, padecen o están en riesgo de una enfermedad ocular grave que desemboque en pérdida total de la visión. Y la progresión es geométrica: en España se contabilizan 440.000 nuevos diabéticos todos los años.
Priorizar recursos
La disyuntiva ante el futurible colapso sanitario es ¿se hace la vista gorda con estos enfermos crónicos hasta que derivan en cegueras, amputaciones y otras secuelas de la diabetes, o se les supervisa de una manera más eficaz y barata que las consultas presenciales y las listas de espera para el especialista? El director del IOBA, y como él, la doctora María Isabel López Gálvez, que también es investigadora del instituto y oftalmóloga del Hospital Universitario, consideran que esta es «la oportunidad de oro» para dar el espaldarazo definitivo a la telemedicina, «porque en un momento de crisis económica como este es una manera eficiente de priorizar los recursos sin que merme la calidad del servicio que se da al paciente».
A cada uno de los aproximadamente 250 oftalmólogos de Castilla y León «le toca» examinar una media de mil pacientes diabéticos al año. Solo en el Clínico vallisoletano los 16 especialistas pasaron 50.000 consultas de todas las patologías asociadas a la vista y se realizaron más de 2.000 intervenciones quirúrgicas. Si se ampliara el parque de retinógrafos -solo hay 14 aparatos fuera de los hospitales- y se formara a los médicos de atención primaria en la lectura de estas fotografías, la criba antes de llegar al hospital sería importante.
La demostración de que el sistema funciona «está ante nuestras narices», apunta Pastor. Se trata del centro lector de ojos de Liverpool (Gran Bretaña), donde se lleva el control de 90.000 diabéticos sin gotas de dilatación, atascos ni listas de espera. «Varios técnicos ante el ordenador examinan las fotografías y solo tienen que establecer si el fondo de ojo es normal o no, sin emitir diagnóstico. Si ven algo anormal en las imágenes entra en escena el oftalmólogo», explica.
Para este proyecto multinacional, el presupuesto de que se dispone es de 7,2 millones de euros, de los que 5,9 son financiados por la UE, y el proyecto tiene un plazo de ejecución de 60 meses. Participan 34 centros sanitarios de Europa (España, Finlandia, Italia, Austria, Suiza, Alemania, Lituania, Grecia, Turquía, Serbia, Polonia, Bulgaria, Francia y Reino Unido), dos de Australia y están en confirmación otros tres en Brasil, Colombia y México. Los «socios» españoles del IOBA son hospitales, institutos y fundaciones de la Comunidad de Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha y Castilla y León.
Los elegidos
Una veintena de estos centros «reclutarán» a los pacientes (unos 200 por centro), hombres y mujeres de edades comprendidas entre 45 y 70 años, que sean intolerantes a la glucosa o glucemia alterada en ayunas o con diabetes del tipo II que les haya sido detectada hace menos de un año, sin tratamiento previo con medicamentos antidiabéticos. Por supuesto, ninguno de ellos tienen que tener evidencia clínica de complicaciones macrovasculares y han de dar el consentimiento informado firmado para participar. «Hay personas con intolerancia a la glucosa que no son diabéticos en sentido estricto, pero que en un 15% ya tienen lesiones en el momento de su detección», precisa el director del IOBA.
En principio, 3.000 diabéticos (aunque con la entrada de los tres países de América Latina se puede incrementar la muestra con otro millar de pacientes) pasarán en sus respectivos países por un aparato denominado retinógrafo no midriático. Se trata de un equipo que permite tomar fotografías del fondo del ojo sin que sea necesario previamente dilatar la pupila del paciente «lo que resulta muy cómodo y ahorra mucho tiempo», indica el oftalmólogo. Básicamente, la experiencia consiste en utilizar el ojo como un 'biomarcador'. Todos los centros colaboradores remitirán, en conjunto, unas 30.000 imágenes al IOBA, donde los especialistas las estudiarán, interpretarán y, después, informarán sobre los resultados.
Prevención temprana
Esta prueba ocular se completará con otras, una de ellas relacionada con la sudoración (el sudor se altera en los diabéticos). El objetivo general es evaluar los efectos a largo plazo de un conjunto de terapias, tanto farmacológicas como de cambios en el estilo de vida, para la prevención temprana de complicaciones microvasculares en personas con hiperglucemia intermedia o diabetes recién detectada. Más en concreto, se pretende evaluar los efectos de tres fármacos (liraglutida, sitagliptina o la metformina) en la retina, el cerebro y el riñón cuando se combinan con cambios en el estilo de vida (dieta y ejercicio), o cuáles son los resultados si se prescinde de esos medicamentos y solo se cambian los estilos de vida.
Con las intervenciones que se concluyan de este estudio, se podrá detectar qué complicaciones pueden prevenirse más tempranamente, determinar la seguridad de los medicamentos y, en definitiva, mejorar enormemente el bienestar de millones de personas que tienen que convivir de por vida con una enfermedad para la que no hay vacuna. Aunque ya están en ello.


 
 

Suscribirse al boletín de noticias
 
Colegio de Médicos de Valladolid
COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS DE VALLADOLID
AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | CONTACTAR
C/ Pasión, 13, 3- 47001 VALLADOLID - Apartado de correos 231 - Email: info@medicosva.es / Fax - 983 350 254
Oficinas - 983 355 488 - 983 351 703 | Club Médico - 983 307 401

Síguenos en:
twitter facebook